LUMBALGIA

La lumbalgia o lumbago es un síndrome músculo-esquelético, caracterizado por un dolor focalizado en la espalda baja L1-L5  (zona lumbar) .

Síntomas del lumbago:

  • Dolor en la región lumbar, que en ocasiones irradia hacia la zona del gluteo mayor, el biceps femoral y la ingle, en algunos casos. El dolor empeora con el movimiento.
  • Limitación en la movilidad de la columna, especialmente al inclinarse hacia adelante o hacia atrás.
  • Contracturas de los músculos que rodean la columna, provocando rigidez de espalda.
  • Cuando existe dolor y contractura, la espalda puede inclinarse hacia un lado, provocando un cambio de postura.
  • El dolor a veces se acompaña de una sensación de hormigueo o pérdida de sensibilidad en la región lumbar, en las nalgas o en las piernas.
  • Causas del lumbago:

    • Realizar esfuerzos en una mala posición: trabajar en mala postura y de forma continuada pueden causarnos un lumbago.
    • Un tirón muscular: a veces un movimiento brusco puede provocar un tirón. Es muy habitual cuando hacemos ejercicio físico sin previo calentamiento.
    • Golpe de frío: cuando pasamos mucho frío (especialmente en la espalda).
    • Gases intestinales y estreñimiento: es curioso como mucha gente con el abdomen hinchado por gases o estreñimiento crónico sufren de lumbago. La debilidad de los músculos abdominales es la causante.
    • Tensión muscular por estrés: la falta de relajación contrae la musculatura de la espalda y acaba debilitando la zona.
    • Problemas “mecánicos” que debilitan la zona como la hernia discal.
    • Ir mal calzado: (como los tacones excesivamente altos) puede provocar que adoptemos una posición que cree una tensión continua en las lumbar.
    • Una mala colocacion de las vertebras lumbares debido a un exceso de tension en la zona lumbar tambien suele ser una causa muy habitual de un lumbago.

    Prevención:

    La mejor prevención es evitar los movimientos bruscos, adoptar buenas posturas, calentar antes de hacer ejercicio y evitar el sobrepeso.

    Técnica para levantar peso:

    1. Doblar las rodillas para que la fuerza se haga con éstas, nunca con la espalda. La espalda debe mantenerse recta.
    2. El objeto levantado debe colocarse cerca del cuerpo.

    Técnica para sentarse correctamente:

    La postura correcta para sentarse debe ser con la columna totalmente erguida y preferiblemente apoyando la espalda en un respaldo.

 

Volver
 
 
 
Desarrollado por Corem Web